Indulto para Miguel Montes Neiro

Indulto para Miguel Montes Neiro

Acción promovida por Manuel Figueredo

Miguelmontes

El preso mas antiguo de España

Sin haber sido condenado por ningún delito de sangre y gravemente enfermo, este señor lleva 35 años en la cárcel. Seguramente lo que ha podido robar no es una milésima parte de lo que roba cualquier político imputado en corrupción y que no pisa la cárcel. La justicia solo es cruel con los pobres

AL FIRMAR LA PETICIÓN ESTARÁS ENVIANDO ESTA CARTA

DESTINATARIO: ANTONIO CAMACHO

Estimado señor Ministro:

En un país donde la corrupción política y empresarial está a la orden del dia, así como su impunidad, mantener a este señor enfermo en la cárcel, con treinta y cinco años de condena cumplidos, suena a ensañamiento de la justicia con los pobres.

Quedo a la espera de su respuesta.

Atentamente,

Esta carta la escrbió Miguel Francisco Montes Neiro, la escribió el día 18 de noviembre y el 19, antes de que lo detuvieran.

 

Miguel Francisco Montes Neiro.

Nací en el año 50, en el 66 entre preso, y a partir de entonces se acabó la libertad para mi.

En la mili se pierde un subfusil, y a mi me condenan a golpes y ofensas durante 5 días, hasta que vienen y me piden perdón, y me dicen que a aparecido el subfusil; pero desde ese día ingreso en prisión, por deserción.

Eso ocurrió en 1976, y hasta la fecha en prisión, o o bajo el control penitenciario, o fugado; y yo más que fugado estoy cansado de soportar tanta injusticia, tanta sin razón, tanta trampa.

Que cometi delitos, es cierto. Pero estoy convencido de haberlos pagado.

No es agradable vivir una vida al margen de mis seres queridos, de mis hijas. Por ello solo pido un S.O.S.

Yo no quiero delinquir, ni robar, ni traficar ni hacer daño alguno, pero he de vivir, hede ver a mis seres queridos junto a mi.

Soy ceramista artístico y con mi trabajo sé que puedo darles lo que precisan, pero para poder trabajar he de estar libre, la “ley” debe dejarme clara las condenas que me fueron impuestas, pues no tolero que me juzguen a su antojo, ni cuando y como quieran. Entiendanlo, no es amenazar ni coaccionar a nadie, pero si no soy un hombre libre ahora que tengo 60 años, no lo seré jamás.

Y así no hay quién viva, o quiera vivir.

No deseo ser una persona en la que se limpien las maldades, ni aguantar a tanta persona indeseable. Una día más, solo protege laley a los violadores, a los pudientes, a los seres destructivos, todos gozan de una calidad superior y mejor trato que cualquier preso.

Yo no los deseo juzgar ni debo. Pero es humillante esta ley que a los asesinos de niños los abraza y protege, y a los que queremos a nuestros hijos nos tira y destruye.

No crean que por ser jueces deben de manipular mi vida a sus antojos. Yo soy quien usedes crearon… De qué se lamentan ahora, metanse 30 años con locos y menos locos en una prisión, y después diganme si cualquier cosa que hagan la consideran un delito, o pecado.

Por ello y de una vez por todas, les pido un S.O.S para poder vivir libre el tiempo que me quede de vida, ya me destruyó el sistema bastante, no insistan en hacerme daño, no sean tan crueles. Que no soy quien ustedes crearon, tengo mi “yo” personal,  mi deseo de mostrarle mi luz a los que quiero, y darles mi presencia, no deseo hacer ningún mal.

Yo entendería que me hiciese daño, a quien yo dañé, en cualquiera de las formas. Pero recibir un castigo gratuito, con el daño que me causa, de manos del que no dañé, es de locura…

Ahora voy a ir subsistiendo como mejor pueda, y aunque no confío en que laley lo entienda, lo voy a esperar, con la poca fé que me sé. Pero de verdad que no deseo, ni devo, seguir tolerando tanta injusticia.

Cómo vivir libre sin papeles, sin casa, sin dinero, sin poder trabajar, en lo que debo trabajar, y para os que debo trabajar, cómo estar sin los ses que amo tanto, que soporte a todos por ellos. ¿Cómo? Digan cómo… Los “justos”, los maestros en este arte que llaman VIVIVR libre.

Entiendo que sé vivir, si no tengo la cruz que llevo, desde SIEMPRE. Si he de seguir así mucho más, no se por qué camino arrastrar la cruz. Ni si me doblegará, pero, no es lo que quiero ni merezco.

Por ello, les pido un S.O.S, por agotarse el tiempo de mi vida, y aun no poder haber empezado a vivirla. Eso sí que es un castigo ejemplar e inmerecido, quién mejor que yo para saberlo.

La sociedad me ve como me describen los que dicen representar la ley, pero yo no soy así, ni parecido, ni siquiera ellos dominan mi corazón, o mi mente.

Dónde estan esos psicologos, venir a hacerme psicoanálisis, y criminologos, a ver si soy un criminal, pero no más carcel gratuita, ya esta todo saldado por mi parte, que sé pueda tener, esta saldada. Allí me quisisteis tener hasta mi fín, yo no lo acepto, y daré pruebas a la sociedad de que es verdad cuanto digo, si me dan tiempo, y no me cogen antes, pero son tantos los que pueden cogerme, que no se si lo llegaré a lograr. Es cruel, muy cruel, el CASTIGO RECIBIDO, AHORA DEJARME EN PAZ DE UNA VEZ, DEJARME HACER COSAS BONITAS, QUE CREE PARA LOS MIOS UN MUNDO MENOS MALO, pero con algun color, no solo la oscuridad y la locura, dejen al menos que se lo de a mis hijas, ellas no son culpables de mis actos, ellas son algo demencial para mi, son mi dios, todo cuanto deseo tener cerca de mi, eso es lo que me lanza con todo mi yo hacia ustedes, para que a través de la sociedad, y ante toda ella, comprometerme ser por siempre un hombre UTIL, GENTIL, AMABLE, Y AMANTE DE LOS MIOS, LUCHADOR, Y CREADOR DE COSAS BELLAS, ¿qué pierden por intentarlo? Nada, no pierde nadie, ¿qué les pasaría? nada, entonces…¿qué pasa? Quién es el malo de la pelicula que es mi vida, que papel me obligais a hacer, ¡¡¡Y es en mi vida!!!.

Tengan en cuenta esto, no es ficción, es REAL, ES MI VIDA LA QUE SE AGOTA, SIN HABERLA VIVIDO, HAGANME, LA CUENTA BIEN EN MI CONDENA, con sólo eso seré libre, lo que me sobre no lo usaré jamás.

Tengan eso claro, no pido ayuda para no respetarla, tengo honor, pero poca fuerza, para mostrarlo en la situación mia, y por ello estoy dispuesto, a hacer cuantas entrevistas crean necesarias, en la prensa, o donde sea, para lograrme oir, y que se haga la ley como esta escrita, tal como es, no como quiera un “funcionario” que no funciona nunca.

Después de hacer las cuentas bien lo pago lo prometo, me presento a pagar el resto, pero hagan las cuentas, cuanto y que llevo, y diganme el resultado.

 

 

Miguel Francisco Montes Neiro

JUSTICIA | Ingresó en 1976

46 años en prisión provisional

  • Lleva 34 años en prisión y, entre sus 20 delitos, no tiene ninguno de sangre
  • Pasó más tiempo en prisión provisional del fijado en alguna de sus sentencias
  • Su defensa calcula un total de 46 años y 8 meses en prisión provisional
  • Estuvo 1.400 días evadido de la Justicia en cinco periodos distintos

Juan Diego Miñarro | Madrid

Actualizado lunes 13/09/2010 06:05 horas

Miguel Montes Neiro, el preso más antiguo de España, es un anciano de 60 años con un tumor testicular y problemas en el riñón derivados de una paliza reciente. Gajes del oficio para quien no ha conocido más profesión que la de reo desde que pisara por primera vez el suelo de una prisión, el 7 de octubre de 1976.

Desde entonces, su desgastado mono a rayas se ha paseado por prisiones de Granada, Córdoba, Jaén… Sí, Miguel ha visto mundo, pero siempre a la sombra. Una veintena de causas –ninguna de sangre-, 16.822 días en prisión provisional, 1.400 días fugado -repartidos en cinco etapas distintas- y 34 años en prisión, resumen en cifras su historia.

El “preso por excelencia”, como lo define su abogado, es un hombrecansado de no vivir que intentó colgarse en su celda hará ahora casi un año. “¿Qué salida le queda?”, se pregunta Felix Ángel Martín García, comprometido con su causa a pesar de que asumió la defensa de esteGuinness de los presos hace sólo tres meses.

Al otro lado de la línea, sus palabras suenan descorazonadas pero su voz transmite determinación: “Ese se me muere ahí o, al menos, están por la labor”.

Su abogado: ‘Ese se me muere ahí o, al menos, están por la labor’

Hace mucho que los dedos de la mano no sirven para llevar las cuentas. Así, el principio es lo único claro en este asunto: “Le declararon prófugo en el servicio militar y lo metieron en la cárcel”. A partir de ahí, todo se emborrona.

Ironías de la vida, la cosa es que aquel joven de 26 años al que la mili se le antojaba el peor de los encierros se ha hecho mayor entre rejas.

Cuando lo cuenta, cuesta creer que en 34 años Miguel apenas haya disfrutado de ningún privilegio penitenciario. “Mientras ha cumplido condena tenía preventivas y los presos en esa situación no pueden ser clasificados. Por ello, salvo excepciones como el entierro de su madre, nunca ha disfrutado de un permiso”, aclara el letrado.

Lejano o próximo, el problema de Miguel es que no vislumbra un horizonte. “Tiene asumido que o se escapa o se quedará ahí para siempre”. Ante esa situación de abandono, ante “el fallo brutal del sistema”, su abogado lo tiene claro: “La obligación del preso es intentar fugarse”.

‘Las prisiones preventivas no tienen como finalidad el cumplimiento de una condena futura’

La vida de Montes Neiro se convirtió, desde hace tiempo, en una especie de ‘Minority Report’, una película en la que Tom Cruise atrapaba a los criminales antes de que cometieran el delito. El historial penitenciario de Miguel se parece mucho a esa historia de ciencia ficción. “Las prisiones preventivas no tienen como finalidad el cumplimiento de una condena futura”, es un “quebranto absoluto de su presunción de inocencia”, dice su abogado al aclarar que gran parte de los 46 años y ocho meses que acumula en prisión provisional no le han sido liquidados.

Este error penitenciario explica que Miguel haya pasado en prisión provisional más tiempo del que luego fue condenado por algunas de sus causas. Por esta vía, o por la del límite máximo de 20 años contemplado en el artículo 76 del Código Penal, la defensa de Miguel cree que “ha pagado de sobra”.

Al otro lado del teléfono, resulta fácil imaginar el gesto torcido de Félix Ángel cuando se le pregunta por algún caso similar al de su cliente. “No,nada parecido. Por su puesto que hay casos complejos, pero se suelen resolver aplicándoles el triple de la [pena] mayor”. En el caso de Miguel, su condena más larga era de seis años, por lo que sólo podría haber permanecido 18 años encerrado.

La aplicación de esa fórmula jurídica, según la cual, Montes Neiro estaría libre desde el 12 de noviembre de 1998, pondría remedio a una “cadena perpetua encubierta” criticada en esos términos por asociaciones pro derechos humanos.

El “planteamiento objetivo” del nuevo abogado de Montes Neiro pide, por primera vez, que liquiden las penas del histórico preso quien, según el letrado, “se muestra ilusionado” a pesar de su “desconfianza hacia el sistema”.

Puede que esta vez, la libertad de Montes Neiro vaya por buen camino. Al menos eso hace pensar el traslado “injustificado”, según la hermana del preso y su abogado, al que querían forzar a Miguel. “Cuando empezamos a salir en los medios quisieron trasladarlo a Huelva para que no pudiéramos hablar con él”, explica su hermana Encarna.

Quisieron trasladarlo a Huelva para alejarlo de la atención mediática

El tratamiento médico que recibe en Jaén por los múltiples achaques y enfermedades que padece, le salvó del cambio de penitenciaría.

Su abogado asume que Miguel “está institucionalizado”, en otras palabras, “no tiene ninguna capacidad de reinserción cuando la finalidad de la cárcel debería de ser esa”. “Es un fallo brutal del sistema”, repite.

“Ningún tribunal quiere analizar el caso en su conjunto”. Pero toda madeja de hilo, por enmarañada que esté, tiene dos extremos. 34 años y muchos abogados después, el final de este ovillo puede estar más cerca. Félix Ángel sabe que ha durado demasiado: “Pido su libertad”.

Una fuga en familia

El 5 de diciembre de 2009 sobre la una de la tarde, Sandra, sobrina-nieta de Miguel Montes Neiro, salía por la puerta del Castillo de Bil Bil (Benalmádena, Málaga) convertida en una mujer recién casada.

En ese momento, la alegría se hizo carne cuando, entre puñados de arroz, se presentó sin avisar la sonrisa de Miguel. “Hacía mucho tiempo que no lo veía tan feliz”, rememora la novia cuando se le pregunta sobre aquel día.

Era la quinta ocasión en que Miguel conseguía burlar los barrotes y quiso compartir su libertad en familia. Así, decidió remangarse y preparar, a sus 60 años, su primera barbacoa. “Salió todo malísimo, pero limpiamos los platos sólo por verlo feliz”, recuerda Sandra entre risas.

Este amante del flamenco, admirador de Camarón, bailó y cantó sevillanas rodeado de su familia hasta bien entrada la madrugada. Consciente de su situación, reconoció que no le importaba lo que ocurriera cuando volviera a prisión, “había merecido la pena”.

Miguel tiene tres hijas y dos nietos de corta edad, y sus huesos de abuelo le piden algo más que un vis a vis. Miguel “se hace querer”, ha sido ahorrador y tiene una vida fuera de la cárcel que ha guardado debajo del colchón. Por eso, tras 34 años pagando, sólo quiere que le dejen cobrarla.

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/08/13/espana/1281716175.html

Anuncios

Un pensamiento en “Indulto para Miguel Montes Neiro

  1. Pingback: NOTICIAS DESTACADAS 1 SEPTIEMBRE 2011 « CENTRO de NOTICIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s